Martes, 14 Abril 2020 10:30

ADAPTARSE, REINVENTARSE, CONTINUAR...

 ADAPTARSE, REINVENTARSE, CONTINUAR... 

                                                                                         

Este artículo, que refleja el día a día de Centro, no pretende otra cosa mas que dar testimonio y visibilidad a la adaptación a las circunstancias impuestas que se ha llevado a cabo desde el Centro Menesiano ZamoraJoven para poder seguir danto el mejor servicio posible, tanto a los menores como a todo lo que tiene que ver con ellos, desde que comenzó el Estado de Alarma. Así de esta manera pretendemos que pueda servir de apoyo y ánimo a otros muchos recursos que se pueden encontrar en situaciones similares:

“El 13 de marzo, hace un mes, las rutinas de la vida de todos cambió y se paralizó en gran medida. También fue así para los educadores y jóvenes que forman parte del Centro Menesiano de Zamora, pero ese parón no sólo duro 15 días y sirvió tanto a educadores como a los jóvenes que residen en los diferentes recursos de Protección para coger impulso y no dejarnos vencer por las circunstancias. Así comenzó un trabajo primero de organización por parte del equipo de educadores para establecer un horario y unas actividades que hiciera que los jóvenes de nuestros dispositivos se mantuvieran activos y lo que es más importante siguieran formándose en todas aquellos aspectos que les hacen crecer como personas. El trabajo no fue fácil ya que debido a la situación el horario de trabajo de los educadores se modificó para evitar riesgos de contagios, pero gracias al esfuerzo de todos y a la implicación  se retomaron todos los programas ya instaurados anteriormente en los diferentes dispositivos, haciendo ver a los jóvenes que las circunstancias cambian pero que su vida continúa y ellos tienen que ser capaces de afrontarla. A continuación el trabajo se centró en dar estructura a los días quedando de la siguiente forma: por la mañana desayuno, aseo, tareas y estudio, según las necesidades marcadas desde los diferentes centros escolares (mínimo dos horas) después de comer, se realizan los diferentes programas (una hora) y después de merendar, talleres de ocio y/o deporte, finalizado con tiempo libre para contactar con familia, amigos, juegos de mesa... o simplemente charlar.. Quiero destacar que la experiencia, aunque dura, esta resultando muy gratificante, los jóvenes se implican en las actividades y ha dado lugar a grandes iniciativas, como es la grabación de un video del equipo de educadores a los jóvenes en agradecimiento y la respuesta por parte de ellos con otro vídeo, la puesta en marcha de un huerto, talleres de cocina, de percusión, de realizar sus propias mascarillas, de emociones..... Este artículo quiere ser un reconocimiento al trabajo diario de todos, jóvenes y educadores para que esta experiencia SUME y que cuando la vida, tal y como lo conocimos hace un mes, se reanude, TODOS salgamos reforzados.    POR TODO… GRACIAS.”  

Ana Nieto (Coordinadora del área de Protección del Centro Menesiano ZamoraJoven)

 

Modificado por última vez en Martes, 14 Abril 2020 10:48
Es necesario aceptar el uso de cookies para ver este contenido. Para verlo, por favor acepta el uso de cookies

©2016 Centro Menesiano ZamoraJoven

ZamoraJoven


Provincia Nuestra Señora del Pilar